bodeguita.es.

bodeguita.es.

Vinos con baja graduación alcohólica ¿la nueva tendencia saludable?

Vinos con baja graduación alcohólica ¿la nueva tendencia saludable?

Introducción

En el mundo de la gastronomía y el vino, todo está en constante evolución. Por ello, cada año surge una nueva tendencia o una nueva manera de enfocar la cocina o la degustación de vinos. En la actualidad, existe una nueva tendencia en cuanto a la graduación alcohólica de los vinos: los vinos con baja graduación alcohólica. No es un secreto que el consumo excesivo de alcohol puede tener efectos negativos en la salud, tanto a corto como a largo plazo. Por ello, cada vez más personas buscan alternativas más saludables en cuanto a las bebidas alcohólicas. ¿Pero qué son los vinos con baja graduación alcohólica? ¿Son realmente una alternativa más saludable? En este artículo analizaremos en profundidad esta tendencia, sus características y sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué son los vinos con baja graduación alcohólica?

Los vinos con baja graduación alcohólica son aquellos que tienen una graduación inferior a los 12 grados. Normalmente, los vinos más habituales tienen una graduación que oscila entre los 12 y los 15 grados, aunque no es extraño encontrar vinos con graduaciones por encima de los 16 grados. Estos vinos con baja graduación alcohólica se elaboran de forma que contengan un menor porcentaje de alcohol que los vinos tradicionales. Por lo general, se consigue a través de la reducción del tiempo de maceración de la uva o a través de una recolección temprana.

Características de los vinos con baja graduación alcohólica

Los vinos con baja graduación alcohólica tienen una serie de características que los diferencian de los vinos tradicionales.

Aromas y sabores

En estos vinos, los aromas y sabores suelen ser más suaves y frescos que en los vinos tradicionales. Al tener una graduación alcohólica menor, se potencian los aromas y sabores frutales y se suavizan los taninos y las notas de madera.

Cuerpo

El cuerpo de estos vinos es más ligero que el de los vinos tradicionales, lo que los hace más refrescantes y fáciles de beber. En general, son vinos más frescos y agradables para los paladares que buscan algo menos intenso.

Aptos para maridajes más variados

Los vinos con baja graduación alcohólica son mucho más versátiles que los vinos tradicionales a la hora de maridar con diferentes platos. Su ligereza y frescura los hacen ideales para acompañar desde platos más delicados y suaves hasta platos más intensos y especiados.

¿Son los vinos con baja graduación alcohólica más saludables?

La respuesta es sí. Los vinos con baja graduación alcohólica son una alternativa más saludable que los vinos tradicionales. La razón es sencilla: el consumo de alcohol en exceso puede tener efectos negativos en la salud a largo plazo.

Menor riesgo de enfermedades

El consumo moderado de vino tiene beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, la protección contra ciertos tipos de cáncer o la prevención de enfermedades neurodegenerativas. Pero estos beneficios se reducen cuando se consume en exceso. Con los vinos con baja graduación alcohólica, se puede disfrutar de los beneficios del vino sin correr el riesgo de consumir alcohol en exceso.

Menor contenido calórico

Otro de los beneficios de los vinos con baja graduación alcohólica es su menor contenido calórico. Normalmente, el alcohol es responsable de una parte importante de las calorías que contiene el vino. Por ello, al reducir la graduación alcohólica, se reduce el contenido calórico de la bebida.

Menor riesgo de resaca

Por último, los vinos con baja graduación alcohólica también reducen el riesgo de sufrir resacas. Al tener menos alcohol, el cuerpo es capaz de metabolizarlo más fácilmente, lo que reduce la posibilidad de sufrir los efectos negativos del consumo excesivo.

Inconvenientes de los vinos con baja graduación alcohólica

A pesar de sus ventajas, los vinos con baja graduación alcohólica también presentan algunos inconvenientes.

Menor complejidad

Al tener menos alcohol, los vinos con baja graduación alcohólica suelen tener una menor complejidad que los vinos tradicionales. Los vinos más complejos y profundos suelen tener graduaciones alcohólicas más altas.

Menor capacidad de envejecimiento

Por otro lado, también es cierto que los vinos con baja graduación alcohólica suelen tener menor capacidad de envejecimiento. El alcohol es uno de los componentes que ayuda a los vinos a envejecer correctamente y a desarrollar sus aromas y sabores característicos.

Conclusión

En definitiva, los vinos con baja graduación alcohólica son una tendencia cada vez más en alza en la gastronomía mundial. Son vinos más refrescantes, más versátiles y más saludables que los vinos tradicionales. Aunque es cierto que presentan algunos inconvenientes, como una menor complejidad o menor capacidad de envejecimiento, sus ventajas para la salud y su mayor versatilidad en cuanto a maridajes hacen que sean una opción a tener en cuenta para aquellos que buscan alternativas más saludables y refrescantes en el mundo del vino.