Riesling

Introducción

El vino es una de las bebidas más antiguas y populares del mundo. Y hoy en día, gracias a la globalización y a la facilidad para el transporte y la distribución, es posible encontrar en cualquier rincón del planeta vinos de todo tipo y de todas las regiones vitivinícolas. Uno de los vinos más conocidos y apreciados en el mundo es el Riesling. Este vino blanco es originario de la región del Rin, en Alemania, y se caracteriza por ser fresco, aromático y con un sabor único. En este artículo vamos a conocer más detalles sobre el Riesling y descubrir por qué es uno de los vinos favoritos de los amantes de la gastronomía.

Historia del Riesling

El Riesling es una variedad de uva que se cultiva desde hace siglos en la región del Rin, en Alemania. Según los expertos, esta uva fue traída a la región por los romanos hace más de 2000 años. En esa época, el vino se utilizaba con fines medicinales y religiosos, aunque también se consumía en las fiestas y celebraciones. Con el paso de los siglos, el Riesling se convirtió en uno de los vinos más apreciados de la región, gracias a su sabor y su aroma únicos. Además, la uva se adapta perfectamente al clima de la región, que es fresco y húmedo, lo que permite que se desarrollen aromas y sabores intensos en el vino.

Características del Riesling

El Riesling es un vino blanco con una gran personalidad. Entre sus características destacan:
  • Aroma: el Riesling es un vino muy aromático, con notas florales, cítricas y minerales.
  • Sabor: su sabor es fresco y afrutado, con acidez equilibrada y un toque dulce en algunos casos.
  • Color: es un vino blanco con tonalidades que van desde el amarillo verdoso hasta el dorado intenso.
  • Graduación alcohólica: el Riesling tiene una graduación alcohólica media, que oscila entre los 7 y los 13 grados.

Tipos de Riesling

Existen diferentes tipos de Riesling, según el lugar donde se cultiva la uva y el proceso de elaboración del vino. Algunos de los tipos más conocidos son:

Riesling seco

También conocido como Riesling trocken, este tipo de vino se caracteriza por su falta de dulzura. Es un vino fresco y con acidez equilibrada, que resulta ideal para acompañar platos de pescado, marisco y ensaladas.

Riesling semi-seco

Este tipo de Riesling tiene un toque dulce, pero sin ser empalagoso. Es perfecto para maridar con platos de carne y verduras, así como para tomar como aperitivo.

Riesling dulce

El Riesling dulce se elabora con uvas muy maduras y se caracteriza por su alta dulzura. Es un vino complejo y con mucho cuerpo, que combina muy bien con postres y quesos azules.

Gastronomía y Riesling

El Riesling es un vino muy versátil, que combina con una gran variedad de platos y sabores. Por su acidez equilibrada y su frescura, es perfecto para maridar con pescados, mariscos y verduras, especialmente si se trata de platos con salsas o condimentos fuertes. También combina muy bien con platos ligeramente especiados, como los asiáticos. El Riesling dulce, por su parte, es ideal para acompañar postres y quesos azules.

Maridajes con Riesling

A continuación, te proponemos algunos maridajes con Riesling que no te dejarán indiferente:
  • Riesling seco: ensalada de marisco, sushi, ceviche, pescado al horno, carpaccio.
  • Riesling semi-seco: paella, pollo asado, pasta con salsa de tomate, verduras salteadas, queso de cabra.
  • Riesling dulce: tarta de manzana, crumble, foie gras, queso azul, helado de vainilla.

Conclusiones

El Riesling es un vino blanco con mucho carácter, que se adapta a una gran variedad de platos y sabores. Su aroma y su sabor únicos lo convierten en uno de los vinos más apreciados por los amantes de la gastronomía. Si aún no has probado el Riesling, te animamos a hacerlo y a descubrir por ti mismo por qué es uno de los vinos más populares del mundo.